SolidaritatRebel

La condena de 7 años y medio a nuestra compañera Lisa no significa que nuestra tarea como Solidaritat Rebel se acabe aquí. Más allá de la alegría por la absolución del compañero y la rabia por la condena a nuestra compañera, seguimos diciendo NI INOCENTES NI CULPABLES, pero que quede claro: a pesar de la condena , la solidaridad seguirá activa en sus multiples formas.

Nuestra solidaridad no se limita a acompañar un proceso judicial (que, de todos modos, sigue abierto, así como la investigación), si no que consiste en señalar y atacar los responsables de la persecución y encarcelamiento de nuestrxs compañerxs. Los bancos, la policía de diferentes países y la Iglesia católica siguen siendo los autores principales de la acusación. Por otro lado, los medios de comunicación burgueses apuntaban y pedían una condena, mientras que jueces y fiscales han sido quienes se han encargado de materializarla.

Lo más importante es que frente a esa máquina de la justicia de lxs ricxs, lxs compañerxs acusadxs no han estado solxs. Presencia en los juzgados y en las calles, actividades informativas y sabotajes, carteles y destrozos, palabras acompañadas por hechos; muchísima gente les apoyó ética, económica y, lo más importante, políticamente. A la mayoría no les conocemos personalmente, pero nos reconocemos unxs a otrxs en nuestras prácticas anarquistas.

La página web y el blog se seguirán actualizando, el correo electrónico también sigue abierto a cualquier crítica, pregunta, propuesta o comentario compañero.

Ésta es la dirección para escribir a la compañera , recordamos que unas lineas recibidas en una situación de encierro , son muy importantes para romper el aislamiento , para tener presente a la compañera en nuestras luchas cotidianas , en nuestros espacios y que cualquier palabra de apoyo y fuerza puede contribuir a un momento de calor dentro de los fríos muros.

Lisa, nº 2893/16/7
Justizvollzuganstanlt (JVA) Köln
Rochusstrasse 350
50827 Köln (Germany)

This entry was posted in General. Bookmark the permalink.

Deja un comentario